Podría reabrirse la investigación de la muerte del narco Luis Medina

Dos nombres se conectan en la investigación: el del narco asesinado y el de Esteban Alvarado. Se podría sumar otro nombre de peso político: Alejandra Rodenas, actual candidata a vicegobernadora de Juntos, diputada nacional y exjueza de instrucción penal en Rosario.

El asesinato de Luis Medina (empresario de la noche en Rosario y reconocido narcotraficante) en diciembre de 2013 desató la investigación de al menos tres hipótesis: la primera es que el narco fue muerto por sicarios de un grupo de origen colombiano que operaban en Nordelta que había sido batido por Medina; la segunda es que la autoría del asesinato era la banda de Los Monos; mientras que la tercera era Esteban Lindor Alvarado (un ladrón y reductor de vehículos de alta gama en el norte bonaerense). Cabe recordar que en la misma escena también asesinaron a la novia de Medina.

Actualmente, a Alvarado se lo está investigando por la muerte de un prestamista llamado Lucio Maldonado, hecho ocurrido el 16 de noviembre del año pasado. La víctima de este hecho fue secuestrada en la vía pública, posteriormente torturado en un utilitario estilo Kangoo y arrojado muerto en una de las rutas adyacentes a la ciudad de Rosario con un cartel que decía “con la mafia no se jode”.

¿Cómo se vincula a Alvarado con este hecho? Cuando se produjo el secuestro de la camioneta Kangoo, estaba el GPS en la misma. Los “matones de la ocasión” no repararon en el “detalle” de desactivarlo y por lo tanto quedó todo el circuito realizado.

Como fruto de esa investigación se detectaron propiedades a nombre de Alvarado, incluso una de ellas ocupada por el jefe de la sección antidroga de Rosario.

Esa investigación también determinó un allanamiento de una propiedad en una isla frente al Monumento de la Bandera, que utilizaba para esparcimiento el matrimonio de Jorge Llonch y la actual candidata a vicegobernadora Alejandra Rodenas.

Las vinculaciones

Esta semana se producirían novedades debido a que Alvarado puede ser nuevamente imputado por el crimen del prestamista y se pueden incorporar otros hechos vinculados al mundo del hampa en Rosario y por lo tanto colocar a Alejandra Rodenas en el centro de la escena judicial.

Rodenas, en su tarea como jueza de instrucción penal debió investigar la muerte de Luis Medina, pero no encontró responsables. La magistrada por aquel entonces decidió archivar la denuncia contra dos funcionarios de Bonfatti por abrir la computadora del narco muerto. Rodenas también estuvo a cargo de la investigación de la balacera al domicilio de Antonio Bonfatti en 2013

Una voz sigue diciendo cosas

En este contexto, también cabe mencionar que un arrepentido del clan Alvarado está declarando detalles de las “tareas” que llevaban adelante.

Medina y Alvarado fueron socios a partir de 2006, en la compra y venta de vehículos de alta gama. Medina tenía una concesionaria de autos cuyo nombre era LuMe, sigla de su nombre. Mientras que Alvarado es conocido por el desguace de estas máquinas robadas. En 2012, una pelea los divide y Medina decide irse a vivir a Pilar y Alvarado.

Actualmente, la causa fue tomada por una unidad llamada “de Gravedad institucional” y está a cargo de Matías Edery, quien es ahijado de Rodenas. El otro fiscal es Luis Schiappapietra.

 

Puede interesarte...

Cómo calcular el monto mensual del alquiler

La Municipalidad asesora en la aplicación del Índice para Contratos de Locación. Para consultas, vecinos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: