Cuestionan que se le otorgue la libertad al acusado de los incendios en Colastiné

El hecho ocurrió el viernes y demandó tiempo, tarea de bomberos y colaboración de vecinos para extinguirlo. Sin embargo, el imputado, de 31 años seguirá el proceso libre.

El viernes 9, por la mañana se desató un incendio de grandísimas dimensiones en Colastiné. El siniestro presentaba gran riesgo para las personas y las estructuras que están alrededor del lugar donde se produjo.

Por el hecho, a las horas del incendio un hombre de la zona fue detenido, sindicado como el responsable de la situación desastrosa que se generó.

Sin embargo, el juez penal Gabriel Candioti, le concedió la libertad, ayer luego de una audiencia en tribunales.

“En principio me hablaron de cinco hectáreas, pero cuando comenzamos a recorrer el lugar comprobamos que eran más, costó mucho trabajo y tiempo a los bomberos y vecinos apagarlo”, dijo el fiscal Omar De Pedro, quien imputó al hombre, en diálogo con el programa televisivo Apto para Todo Público.

El fallo del magistrado admitió la acusación del fiscal pero a su vez rechazó el pedido para que el muchacho de 31 años, identificado como O.B.G., permanezca detenido con prisión preventiva hasta que la investigación avance a un posible juicio.

“Nos contaban que hubo entre 30 y 40 personas participando, pero apenas lograron a duras penas que el fuego quedara en las puertas de algunas casas, pero destruyó instalaciones eléctricas, quemó animales”, relató De Pedro.

“Creo que es más importante que responder la pregunta de por qué libero el juez al acusado, saber si este incendio es intencional o no, porque eso trae muchas consecuencia, por ejemplo la pena, ya que varía muchísimo”, sostuvo el funcionario judicial.

“La defensa alegaba que se le fue de las manos la situación porque quiso hacer un asado, pero resulta que era a más de 200 metros de su casa y donde está la línea de construcción, entre esta línea y el terraplén hay mucha distancia, y en el medio pastizales secos”, dijo el fiscal.

“En los incendios se puede optar por la figura culposa, que tiene poca pena, hasta un año, o el accidente, que es lo que plantea la defensa; o la figura dolosa, es decir el acusado quiso incendiar con estas magnitudes, pues bien, el dolo eventual dice que si quien lleva adelante la acción prevé el resultado, en una altísima probabilidad, y se acepta, aunque no se desee, lo hace igual, sin importarle”, describió De Pedro.

“Otro requisito que pide el juez para la prisión preventiva es la peligrosidad de fuga o entorpecimiento de la prueba, por ejemplo representar un riego para quienes deban declarar”, especificó el funcionario judicial.

Consultado sobre si el contexto nacional y los incendios en otras ciudades y provincias pueden incidir, De Pedro contestó que “sí, ¿quién no está al tanto de los problemas que significan los incendios? Pero además, cuando se recorre la zona, el primer temor que exponen los vecinos son justamente los incendios”.

También comentó que “una vecina declaró que cuando ella lo increpó, lo insultó, el acusado la también insultó y se reía de la situación y no colaboraba con el apagado del fuego”.

 

(Fuente: RDP)

Puede interesarte...

Cómo calcular el monto mensual del alquiler

La Municipalidad asesora en la aplicación del Índice para Contratos de Locación. Para consultas, vecinos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: