Lacalle Pou reúne hoy al gabinete para definir si se flexibiliza el cierre de las fronteras

El mandatario resolverá con sus ministros si mantiene el cierre total de fronteras anunciado en diciembre y prorrogado el 6 de enero por la pandemia del COVID-19.

La tensión y atención del sector turístico está puesta hoy en la Torre Ejecutiva. Allí los empresarios tienen “la última bala” para intentar levantar un poco la cabeza y que el golpe, que igual recibirán, no sea tan fuerte como esperan. Sus esperanzas están en que el gobierno anuncie un nuevo ajuste de las llamadas “perillas” de la pandemia, y flexibilice el cierre total de las fronteras que fue implementado en diciembre por el aumento de casos de COVID-19.

El presidente Luis Lacalle Pou convocó para la tarde de hoy una reunión del Consejo de Ministros, en la que se evaluará el comportamiento del virus durante el primer mes de 2021 y se determinará qué se va a hacer con las medidas que hoy están en funcionamiento.

Según supo El País, el gobierno apunta sí a un nuevo ajuste de “perillas”, ya que los informes sobre la circulación del virus muestran que la situación no es tan mala como la que se proyectaba en diciembre. Sin embargo, el jefe de Estado ya dijo a sus más íntimos que para él es importante no dar señales contradictorias que puedan ser tomadas por la población como un “nuevo afloje” de las medidas de protección y autoaislamiento.

Por eso es que las fronteras terrestres, marítimas y aéreas continuarán cerradas, tal como se definió en marzo del 2020, en momentos en que se decretó la emergencia sanitaria. Pero no se descarta que puedan entrar extranjeros que tengan la residencia uruguaya, como lo hacían hasta diciembre, y compatriotas que vivan en otros países.

Las autoridades del gobierno -al mismo tiempo que analizan el escenario sanitario, el que consideran prioritario- se mantienen atentas a la situación económica, pues los perjuicios para los departamentos costeros son importantes y muy graves. Allí es donde se busca dar un poco de “oxigeno”.

El plan del gobierno


El presidente ha manifestado a sus colaboradores que en el momento en que se anuncie una apertura total de fronteras “se va a venir la gente en malón”, según advierten las fuentes, y es justamente eso lo que se quiere evitar.

Por eso, la idea ayer era volver a la situación que había antes de diciembre, pero hacerlo de forma “muy cuidada, controlada y paulatina”. Para eso el primer paso será permitirles la entrada a los uruguayos que están en el exterior.

La norma para avanzar a un cierre más estricto de las fronteras fue votada en el Parlamento, y el texto decía que se podía extender por 20 días más por única vez. Eso ocurrió el 6 de enero de este año y ese plazo se termina el 31 de enero.

Por tanto si hoy el primer mandatario resuelve con su gabinete mantener ese régimen deberá enviar un nuevo proyecto de ley al Poder Legislativo. De acuerdo a las consultas realizadas por El País, esta opción no es la que estaba sobre la mesa hasta la noche de ayer.

De todos modos, uno de los informantes dijo que se está analizando exigir mayores medidas preventivas a las personas que quieran venir al país, y estén comprendidas dentro de las excepciones (uruguayos y extranjeros residentes).

Según supo El País ayer, de todas las personas que llegaron al Aeropuerto de Carrasco entre julio y diciembre pasado, el 99,96% (37.356) tuvo un resultado negativo del test de COVID-19, mientras que en el caso del 0,04% fue positivo (16 pasajeros). Las cifras no parecen alarmantes, pero hay que tener en cuenta que las mayores preocupaciones del gobierno están en la frontera seca con Brasil y el cruce en barco desde Argentina.

Expectativa por nuevos anuncios


El diputado de Cabildo Abierto por Maldonado, Sebastián Cal, dijo a El País que entiende al gobierno, y acompaña la estrategia que hubo hasta ahora, pero que no se puede descuidar la parte económica porque puede hacer mucho daño al país. “La frontera cerrada a Maldonado lo arruinó”, dijo Cal, que pidió ir rumbo a la “flexibilización” para cuando empiece febrero.

En el polo opuesto está el Frente Amplio, que reclama incrementar las medidas para frenar al virus. “No están dadas las condiciones (para abrir fronteras) y esta no es una valoración política. Lo que hacemos es tomar en cuenta lo que vienen planteando los científicos. No estamos en un momento de control de la situación”, dijo a El País la diputada del MPP Lucia Etcheverry.

En cambio el diputado blanco Juan Martín Rodríguez opinó que se tienen que cuidar “los dos platillos de la balanza”. Es decir, el sanitario y el económico. En su análisis discrepa con el FA y remarca que los números día a día muestran que las medias anunciadas en diciembre lograron su relativo éxito.

En tanto, los empresarios turísticos de Colonia, Canelones, Rocha y sobre todo Maldonado esperaban ayer con ansiedad la conferencia de hoy.

Fuente: La República

Puede interesarte...

Cómo calcular el monto mensual del alquiler

La Municipalidad asesora en la aplicación del Índice para Contratos de Locación. Para consultas, vecinos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: