La irrupción de simpatizantes de Trump al Capitolio dejó cuatro muertos

La cantidad de víctimas fatales fue confirmada por la alcaldesa del distrito.

La irrupción de simpatizantes del saliente presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al Capitolio de Washington DC dejó un saldo de cuatro muertos y 52 detenidos.

La cantidad de víctimas fatales fue confirmada por la alcaldesa del distrito capitalino, Muriel Bowser, en la noche del pasado miércoles. Según la mandataria local, una mujer murió al recibir un disparo de arma de fuego dentro del edificio legislativo, mientras que otra víctima femenina y dos hombres fallecieron en los incidentes que se registraron en los alrededores del Capitolio.

La irrupción de cientos de manifestantes que apoyan al magnate apuntaba a impedir la sesión del Congreso en la que se certificaba el triunfo electoral del demócrata Joe Biden, que el próximo 20 de enero asumirá como nuevo jefe de la Casa Blanca tras los comicios más controvertidos en la historia de la potencia norteamericana.

Además, 14 efectivos de la Policía de Washington resultaron heridos: uno fue arrastrado por los simpatizantes de Trump y otros recibió el impacto de un proyectil en la cara. En tanto, la Fuerza de Seguridad local informó que hubo 52 detenciones, 47 de las cuales fueron por violar el toque de queda impuesto en la capital de Estados Unidos.

Ayer, el propio Trump llamó patriotas a sus partidarios que irrumpieron en el Capitolio y aseguró que las violentas acciones son “algo que sucede cuando una sagrada victoria absoluta les es quitada de manera tan poco ceremoniosa y violenta”.

En una publicación en su cuenta de Twitter, dijo también que sus partidarios han sido “tratados mal y de manera poco justa por mucho tiempo”. Y volvió a pedirles que “vayan a casa con amor y en paz”. “¡Recuerden este día para siempre!”, concluyó.

Pese a que reiteró su llamado a dispersar la concentración, que continúa en las inmediaciones del Congreso, la última publicación fue aún más desafiante que las anteriores. Una hora antes, había publicado un vídeo en el que expresó: “Sé que están doloridos por cómo nos robaron la elección pero es tiempo de que vayan a casa en paz”, sostuvo el mandatario en un video publicado en Twitter más de dos horas después del asalto a la sede del Legislativo.

“Tenemos que tener paz. Tenemos que tener ley y orden (…) No queremos a nadie herido, es un período muy difícil”. “Esta fue una elección fraudulenta, pero no podemos hacerle el juego a esta gente. Necesitamos paz, así que vayan a casa. Los queremos, son muy especiales”, dijo el presidente, después de que el mandatario electo, Biden, cuya victoria debía quedar ratificada este miércoles en el Congreso, compareciera y pidiera a Trump llamar al cese de la violencia.

(Fuente: RDP)

Puede interesarte...

Fiscales cuestionan la comisión de estudio que impulsa el Senado

Mediante un comunicado, el MPA considera que el hecho es de “una gravedad institucional inusitada”, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: