“Les preocupan los caballos, pero no las vacunas que le faltan a los pibes de los carros”

La reflexión es del dirigente barrial Rubén Sala, quien llegó al programa televisivo Apto para Todo Público a explicar su experiencia cooperativa barrial de cirujas. Pelean por que los reciclardores sean reconocidos como trabajadores. Dijo que la municipalidad los castigó por los #CorralPapers. También sostuvo que “los cirujas están cada vez más jorobados, en serio”. 

La importancia de las organizaciones barriales en el mundo cooperativo y mutual es alta. Así lo afirmó en su micro del programa televisivo Apto para Todo Público, el dirigente Fedesam César Malato.

En este sentido, también el presidente de la Cooperativa de Trabajo Higiene Urbana, Rubén Sala realizó sus consideraciones y detalló cómo fue el nacimiento de la cooperativa de recicladores, previo proceso de otro proyecto que pusieron en marcha y no prosperó.

“Empezamos en el año 2007, primero pusimos en marcha un proyecto que teníamos a través del intendente Mario Barletta, que recién llegaba al gobierno, para hacer un trabajo con los cirujas y los recicladores”.

El dirigente recordó que “consistía en un censo de todos los cirujas que ingresaran al centro, las señas del caballo (si ese era el medio de transporte), los datos de quiénes iban arriba del carro”.

En una segunda etapa “íbamos a ver dónde vivían o hacían su trabajo, saber a cuánto vendían el papel, el cartón, comprobamos que es muy difícil asociarlos en la junta, pero sí era posible en la venta para conseguir mejor precio”.

El censo se realizaba todas las noches, en el centro de la ciudad, con una asistente social que puso la municipalidad. En 2007 había 1000 cirujas en Santa Fe, de los cuales 300 entraban al centro.

Cuando llegó el momento de las entrevistas, Sala recordó que la municipalidad no quiso habilitar esa herramienta política que era visitar en sus casas a los recicladores, y se empezó con “algo tremendo” que fue quitarle los caballos. “No nos quedó otra opción que empezar a hacer una cooperativa con aquellos que entrevistamos”, recordó el dirigente barrial.

Son trabajadores

También fue tajante al momento de definiciones ideológicas: “para nosotros son trabajadores, si vos le das un carro lleno de basura a un ingeniero, no saca la cantidad de plata que saca un ciruja, todos tenemos saberes, algunos para una cosa y otros para otra”.

“Laburamos sin ningún tipo de contacto con el gobierno, lo cual es imposible, una cooperativa que se dedica a retirar de la vía pública ese tipo de materiales reciclables no tenga contacto con el gobierno”, especificó Sala.

Pero lejos de terminarse las malas situaciones, pareciera que crecen todo el tiempo: “Cuando diez años después nos pusimos de acuerdo, empezamos a pensar en armar un galpón para armar una planta recicladora en Naciones Unidas al 4000, estuvimos seis meses arreglando el lugar, piso, mesa para reciclar, baños, instalaciones eléctricas, aparentemente, a la municipalidad se le termina el contrato y nos quedaron todas las herramientas adentro del lugar y todavía no podemos sacarlas”, dijo.

#CorralPapers

“Cuando se conocieron los #CorralPapers, yo salí diciendo en C5N que las acusaciones (al intendente) eran verdad y como castigo no nos alquilaron más el galpón para la cooperativa, tenemos ahí adentro una compactadora de cartón, papel y plástico, carritos, mesa de trabajo, un guinche hidŕaulico, que todavía están adentro”, contó Sala.

Además, indicó que no dándole la posibilidad de trabajar a los cirujas, “están enterrando plata en el relleno sanitario”.

Los jodidos y jorobados

En cuanto a la salud de estos trabajadores, el dirigente barrial sostuvo que “si se fijan atentamente, los cirujas están cada vez más jorobados, pero en serio, nadie se toma en serio decirles cómo van los bolilleros de las ruedas de los carros, a nadie le importa nada, pero eso sí, si el caballo está en mal estado, lo castigan lo ponen en la vidriera, aunque el pibe que vaya arriba no tenga las vacunas”.

De todos modos, Sala indicó que “no es con todo el mundo, después de la crisis de 2001, veíamos cómo la gente le daba ropa, comida o juguetes a estos compañeros”.

En plena campaña electoral, Sala confirmó que ningún candidato se preocupó por poner en marcha la ordenanza de iniciativa comunitaria, para darle trabajo a las cooperativas.

“Hace algunos años veíamos cómo nuestros compañeros salían a trabajar, pero hoy es imposible, vemos vecinos en el barrio que nunca habían cirujeado, chicos pidiendo comida en la misma cuadra donde viven, aplicar el programa de cirujeo sería imposible hoy, pero hay que intentarlo”.

 

Puede interesarte...

Cómo calcular el monto mensual del alquiler

La Municipalidad asesora en la aplicación del Índice para Contratos de Locación. Para consultas, vecinos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: