Reclaman que se reglamente la ley contra el plus médico

En diciembre, la Legislatura provincial sancionó una ley por el cual prohíbe el cobro de un plus médico que alcanza tanto a los obras sociales como al sistema prepago. El gobernador todavía no reglamentó esa norma y su autor, Luis Rubeo (PJ) reclama por ello.

“La culpa de que los santafesinos sigan pagando plus médico es del gobernador, se trata de una ley que fue sancionada hace un año por amplísima mayoría, dice claramente que el cobro de plus está prohibido pero si no se reglamenta es una ley inocua, porque las penalidades que se deben aplicar para defender al paciente que es el eslabón más débil de la cadena no se pueden llevar adelante”, dijo el legislador en el programa Apto para Todo Público.

“El paciente que paga plus paga dos veces, una a la prepaga y otra al médico por una misma prestación”, reafirmó el diputado justicialista.

“Hace cuatro meses que le pido audiencia a la ministra de salud, no tuvimos ninguna epidemia para que no pueda atenderme, por lo tanto tiene instrucciones de no recibirme porque el gobernador tiene un lobby de clínicas y sanatorios para que no se reglamente la ley”, sostuvo Rubeo con tono de enojo.

“Sé que esto pone muy mal a los médicos y se acuerdan de mi familia, pero ellos deben quejarse para arriba y no haciendo pagar a los pacientes dos veces”, reflexionó.

Casi la misma evaluación realizó para la Ley de Trato Digno. “Lo que más me molesta es el doble discurso, yo escucho a funcionarios que hablan de la transparencia en los actos de gobierno, en la defensa de los intereses de la gente, pero los jubilados que están 45 minutos esperando cobrar su sueldo en la intemperie, o las mujeres que están haciendo trámites con sus hijos en brazos, y no puede llevarlo adelante en el cajero automático y debe ir frente a un cajero humano y debe disponer de dos horas ¿quién le paga el tiempo a estas personas? Hay una ley que estipula que si usted no es atendido dentro de los primeros treinta minutos hay una serie de penalidades, pero qué pasa, el gobernador no la reglamenta”, descargó.

“Si al gobernador no le gustan estas leyes que las derogue, lo que pasa es que la gente a la que están destinadas no tienen poder de lobby, pero sí las clínicas y sanatorios, las entidades financieras, las corporaciones de telefonía celular”, contraatacó Rubeo.

¿Quién cuida a los adultos mayores?
Por su parte, la concejala del PJ en la ciudad Marcela Aeberhard está impulsando una ordenanza para que en la ciudad se cree el observatorio municipal de geriátricos.

“La habilitación de estas instituciones es una jurisdicción compartida entre Desarrollo Social, Salud o la Dirección del Adulto Mayor, según el modelo de geriátrico al que apunten, nosotros destinamos los pedidos de informe al área de la municipalidad que debe controlar las dimensiones de las habitaciones para los abuelos, espacios comunes, ventilación, refrigeración, calefacción o cocina. Pero al haber dos ámbitos de habilitación parece que hay un vacío y que a nadie le preocupa”, detalló Aeberhard.

Los relatos, las visitas o las observaciones indican que los geriátricos son un sector muy vulnerable de la sociedad, acá no se trata de clausurar, sino de controlar, que una persona viva en un geriátrico no es barato y lo que se deben hacer en estas instituciones es cumplir con la ley, garantizar los servicios, tener diversidad alimentaria y para esto el estado debe estar presente”, fundamentó la concejala justicialista.

También se refirió a la inauguración de la Casa de las Mascotas en la zona norte de la ciudad. Aeberhard dijo que “los controles de la fauna urbana no son solamente para los que aman a los animales, sino para toda la ciudad, la sobrepoblación animal no tiene otra forma de controlarse que no sea con castraciones, esterilizaciones a temprana edad, masivas, obligatorias y gratuitas”.

“Estamos insistiendo con nuestro proyecto de ordenanza. Con la población animal actual, para tener control hay que hacer 142 castraciones diarias en 240 días hábiles al año. Otra de las aristas es la conciencia ciudadana en cuanto a la tenencia y los parámetros de convivencia que se deben establecer con el animal. Y por último que el estado municipal fiscalice y promueva el programa de adopciones de mascotas callejeros.”

La unidad del PJ.
Rubeo también se hizo tiempo para recordar que la unidad del PJ es posible. Especificó que “venimos planteando hace tiempo que hay que llegar a la unidad desde la diversidad, esto significa que las corrientes internas participen de un proceso electoral, ya que los acuerdos de dirigentes fueron perdidosos, nos llevaron a la derrota, es un método que fracasó y hay que cambiar, la última elección interna justicialista entre Alejandra Rodenas y Agustín Rossi hizo que el peronismo fuera unido y todos tuvieran la posibilidad de expresarse, pero con eso no alcanza. A ese proceso hay que ponerle ideas”.

Puede interesarte...

Más gremios piden ser contemplados por el plan de vacunación para esenciales

Se trata de un reclamo de varios sindicatos del sur provincial. Entre ellos, municipales, recolectores …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: