Santo Tomé enfrenta la crisis regulando la obra pública

En un contexto adverso se lograron pavimentar 77 cuadras, aunque se planificaron 50. El canal Roverano está en la mitad de su ejecución. La municipalidad recibe una buena cantidad mensual de curriculums, lo cual funciona como un indicador de demanda laboral.

La intendenta de Santo Tomé Daniela Qüesta brindó precisiones acerca del panorama que se le presenta a la vecina ciudad en medio de la crisis socioeconómica por la que atraviesa el país.

Sobre las obras públicas que se realizan, detalló que si bien se bajó el ritmo de ejecución se apunta a mantener la mayor parte de las iniciativas para cumplir las obras, pero también para mantener las fuentes laborales. En este sentido destacó que “el canal Roverano (la obra más emblemática que tiene la ciudad) está cumplida en 50%”. También que se superó el objetivo de colocar pavimento flexible en 50 calles y se llegó al número de 77.

En cuanto al tejido social santotomesino, Qüesta indicó que la demanda de asistencia social está creciendo y lo seguirá haciendo, en medio de este contexto adverso. “Nosotros tenemos un indicador de la demanda laboral por la cantidad de curriculums que llegan a la municipalidad, porque si una persona reparte diez, uno seguramente llega a la municipalidad”, enfatizó.

Puede interesarte...

Más gremios piden ser contemplados por el plan de vacunación para esenciales

Se trata de un reclamo de varios sindicatos del sur provincial. Entre ellos, municipales, recolectores …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: