Tito sigue buscando la identidad santafesina.

Un joven de 19 años sigue recorriendo diferente lugares de la provincia, buscando la esencia.

La Forestal dejó un rastro imborrable en el norte santafesino. ¿Pero cuántos hombres quedan vivos que hayan trabajado para aquella gigante empresa?

En Villa Guillermina, un domingo cualquiera, a las 8 de la mañana, Tito encontró a un hombre de 93 años que fue hachero de la gran firma que se llevaba el quebracho y el tanino.

“Pagaban más o menos”, dijo el hombre en el registro.

De este tema y los lazos que tienen los santafesinos del norte con sus lugares habla Tito con sus interlocutores.
Quien nos trae a ATP estos registros es el periodista Pablo Benito.

Puede interesarte...

Más gremios piden ser contemplados por el plan de vacunación para esenciales

Se trata de un reclamo de varios sindicatos del sur provincial. Entre ellos, municipales, recolectores …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: