Mas discutida que un partido de truco

Así viene la ley de Necesidad Pública en la provincia y en la Legislatura. El FPCyS motorizó y aprobó un dictamen en diputados que no conforma al oficialismo. El Senado tiene injerencia, pero pedirán que la cámara baja tenga la palabra final.

El Frente Progresista hizo pesar su mayoría propia en la Cámara de Diputados de la provincia y ayer, emanó de ese ámbito un dictamen aprobado con 21 votos positivos, ocho negativos y tres abstenciones, que enmarca la Ley de Necesidad Pública.

Sin embargo, el periplo no termina allí, sino que el texto debe hacer otra escala en el Senado provincial.

Tras la sesión de ayer, los legisladores opositores y oficialistas dieron su visión sobre lo sucedido.

El diputado provincial del PJ Leandro Busatto expuso su postura al respecto en una entrevista en vivo por Instagram, con el programa Apto para Todo Público.

La sesión de ayer estuvo dominada también por las medidas que se tomaron en medio del aislamiento social. Al respecto, el representante del oficialismo santafesino dijo que “la pandemia también cambiará la forma de hacer política”, y seguidamente ejemplificó con la postura tomada por el presidente Alberto Fernández, quien se mostró y actuó rodeado de todos los líderes y representantes de las diferentes fuerzas políticas.

En este sentido, Busatto estimó sobre la sesión de ayer que ”perdimos una oportunidad, estamos a 26 de marzo sin un conjunto de herramientas para saldar algunas cuestiones y poder avanzar en otras”.

Agregó: “siento que la política discute para adentro y estamos aislados de lo que ocurre en la sociedad y eso puede ser por mezquindades, la grandeza de los políticos a veces se en los peores momentos y al Frente Progresista le faltó eso, tenemos una ley que el FPCyS quiere pero no la que necesita el ejecutivo”.

En cuanto al dictamen aprobado ayer en la cámara baja, y que hará escala en el Senado, expresó que la discusión “no tiene que ver con la cantidad de dinero sino con lo que se puede hacer y lo que no”.

Busatto también se remontó al inicio de la discusión por esta ley, en diciembre de 2019 y el periplo que tuvo la discusión. “Hubo muchas reuniones, algunas a pedido de Miguel Lifschitz, los legisladores se reunieron con el ministro Walter Agosto quien recogió algunas cosas que le dijo la oposición”, argumentó.

De la misma forma mencionó que “tampoco (desde el Frente Progresista, ayer) dijeron que querían incorporar a Santa Fe y Rosario al Fondo de Obras Menores, estas cosas fueron pasando hasta que te das cuenta que no hay voluntad política”.

El legislador también sostuvo que “nos costó asumirnos como gobierno unos cuantos meses, y al Frente Progresista le costó asumir que se estaba yendo del mismo, en estos casos hay que resetearse y volver a trabajar”.

En el mismo sentido, Busatto teorizó “cuando uno gobierna tiene el apoyo de la oposición por un tiempo y en los últimos años empiezan las asperezas, pero en este caso los tiempos se adelantaron y el Frente Progresista planteó este escenario”.

El diputado justicialista se refirió al estado en el que asumió el PJ y afirmó: “recibimos una provincia con complicaciones imagínense ahora con la pandemia”. Aclaró que el rótulo de “complicada” es “porque la economía se fue a la mierda (sic) y eso repercutió en las finanzas públicas. No porque el FPCyS haga todo mal. Los fondos para gobernar no estaban, no es que nos queremos hacer los pobres, la plata no estaba y la única forma de recomponer eso es levantando la recaudación para eso hicimos una moratoria, pero igualmente no levanta”.

En en el mismo orden, explicó que el Fondo Único de Cuentas Oficiales (Fuco) “es la rueda de auxilio que tiene la provincia y estaba tomado al 100%, parte de la deuda que se quiere tomar es para reponer esto, ahora todo lo que recauda la provincia en rentas generales se transmite al Fuco y luego va a rentas generales para seguir pagando. Se recauda, se pone en la cuenta, se capitaliza y vuelve a sacar para pagar”.

Volviendo a la aprobación del dictamen de ayer, Busatto indicó que “lo cierto es que la provincia tiene paralizada una ley y no hay manera de tomar decisión para este caso si no es por ley”. Y reiteró que “no es un problema de plata, sino de prioridades, en una situación que es inédita, y ya pasó con el presupuesto 2020”.

Dejó en claro que “parte el endeudamiento que se pide es para financiar obras públicas del presupuesto 2020 que no tienen financiamiento, no hay más plata hace seis meses, los fondos que se piden son para cancelar una factura de la EPE a Cammesa, aplicar programas a la emergencia alimentaria, seguridad y salud”, entre otros puntos.

Por último, Busatto anunció que emprenderán un nuevo intento para que la palabra final la tengan los diputados, o sea la cámara de origen en la discusión y el tratamiento del tema.

Vale mencionar que en este caso, la herramienta con la que cuenta el gobernador es el veto propositivo, una herramienta que los gobiernos de Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz utilizaron en sus períodos.

(Fuente: RDP)

Puede interesarte...

Una víctima denunció a un cura abusador y la Iglesia le aconsejó callarse

Se trata de un hombre entrerriano que actualmente reside en España, pero que pudo ver …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: